Tuétano de rape

Ya publiqué una entrada al principio de los tiempos del blog, pero la he repetido porque me encantan estas “esferificaciones” que se encuentran de forma natural entre las vértebras del rape: unas bolitas de sabor salado y marino que revientan en la boca en cuanto entran.

Técnicamente no es tuétano, pero qué más da, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *