32 Comments

  1. says:

    19 abril, 2010 at 21:35

    Hola Iñigo, como lo viste de anisakis, nosotros compramos uno hace unos 6 meses y estaba plagado de bichos, pasó de la tabla al cubo de bazura.

    • says:

      20 abril, 2010 at 08:27

      Andrés, el problema es que el anisakis que parasita al rape es enorme, unos gusanos tremendos que se pueden encontrar enrollados en la carne, pero en el hígado dan mucho asquito. Y lo peor es que cuanto menos fresco sea, más probabilidad de que tenga anisakis. He tenido esa misma experiencia con muchos hígados, pero desde que lo encargo en Ernesto Prieto, en el mercado de Potosí siempre he tenido unos hígados cojonudos- lo único malo es que no sabes cuándo llegarán.

  2. says:

    1 agosto, 2010 at 14:43

    precisamnte te acabo de dejar un comentario en el txitxarro aliñao y segun le daba a enviar, pensaba, osti, no le he pregutnado si lo congela previamente. Como evitas el tema aniskae? porque en este caso del higado si dices que se ven (puajjjjjj que askito) aún lo puedes tirar, pero en el pescado….el otro día me hice un carpaccio de salmón fresco pero me lo comía un poco asi asi. Y eso que compro en pescaderías de confianza, pero …..
    ya me contarás. esta receta de flipada. teniendo en cuenta que jamás he visto un higado de rape….investigaré

    • says:

      1 agosto, 2010 at 22:09

      Bueno, debería descongelar, pero me da una pena… el pescado se queda opaco y pierde agua. Prefiero arriesgar, la verdad (intento comprar el pescado más fresco que hay o si no a otra cosa jejeje

  3. maripidonosti says:

    22 agosto, 2010 at 23:59

    El otro día mi pescadera, me regalo un higado de rape de anzuelo que peso el bicho nada – que 27Kg, y el higado lo he congelado a la espera de encontrar alguna receta que me gustase,así que estoy leyendo una de inigoaguirre que prometo hacerla y os lo comentaré, siempre y cuando los anisakis que vea no me den mucha repugnancia.muxus desde Donosti

  4. javier garcia says:

    15 abril, 2011 at 19:25

    iñago eres 1 monstruo no me atrevi a hacerlo hasta leer la forma aportada x ti y ahora gozo en casa con los amigos de esta maravilla, eso si todavia me hulen las manoa de la 1ª vez gg 1 abrazo. vinagreta de citricos sobretodo lima

  5. anto says:

    9 enero, 2012 at 15:57

    Hola Iñigo y enhorabuena por tu trabajo.

    Prometo hacer esta receta a la mínima ocasión que tenga. Qué gran bicho el rape, ¿verdad? Quería hacer una apreciación sobre el tema del anisakis: yo también me lo he encontrado en este pescado y de momento y por suerte en ningún otro.

    Por lo que sé no tiene tanto que ver con la frescura del pez: es cuestión de estar infectado o no, de suerte vaya, como la gripe en nosotros: factores de riesgo, vectores de transmisión, entorno,… También por lo que sé, es un parásito visible. Es decir: es difícil que se te cuele si lo que preparas es un sashimi o cualquier corte fino a cuchillo, tartar incluido.

    Yo no obstante lo congelo todo. Compro regularmente atún, bacalao, salmón, bonito, dorada, etc para preparar en casa sushi y sashimi. Siempre busco lo más fresco y de más confianza, a primera hora en el mercado. Nada más llegar a casa, realizo los cortes básicos, filmo y al congelador a -26º. Así me aseguro los -20º prescritos.

    La verdad es que me daba coraje al principio, pero si lo piensas… Los japoneses lo hacen con nuestros atunes. De acuerdo que lo suyo son barcos factorías y que no es lo mismo un congelador casero, pero el resultado final es muy bueno y la tranquilidad no tiene precio… Sobre todo si como tú, cocinas para ver disfrutar a los demás, ¿hay algo más bonito?

    Un saludo y ánimo con tu estupenda labor.

  6. KiM says:

    10 febrero, 2012 at 08:57

    Iñigo,

    hacía tiempo que quería cocinar el hígado de rape de esta forma, ya que a la plancha o rebozado, no le acababa de encontrar el punto y encontré tu receta por google.

    Realizé un primer test con un hígado pequeño, a ver que tal salía.

    Pocas veces olvidaré el primer bocado que me comí.

    Que bueno, por Dios.

    Moltes gràcies,

    KiM

    • Íñigo says:

      10 febrero, 2012 at 10:33

      Kim, no sabes la alegría que me da leer comentarios como este. Gracias a ti, me alegro haber contribuido a que descubrieras el hígado de rape. Un beso

  7. javier says:

    8 marzo, 2012 at 17:02

    Pregunta tonta: si lo tienes envuelto casi al vacío en papel film, ¿se hace igual al vapor? Es que supongo que el vapor no le entrará, aunque quizá lo que le valga sea simplemente la temperatura.

  8. Javier Taboada says:

    28 junio, 2012 at 20:39

    Hola Íñigo, enhorabuena por la web, me encanta…

    Hoy me he puesto con el rape siguiendo tus indicaciones… Creo que lo he destrozado intentando quitarle la telilla… La verdad es que lo primero que he visto ha sido un gusano y a partir de ahí he procedido con bastante asco, ;). Mi pregunta es la siguiente: Sólo he visto uno. ¿Tiro el hígado por si se me hubiera escapado otro o continúo con la elaboración? Si después de cocido al vapor lo congelo, así termino con la posible contaminación?

    Muchas gracias.

    Javier

    • Íñigo says:

      2 julio, 2012 at 11:43

      No, no te preocupes, hay que deshacerlo un poco, con la práctica lo irás haciendo más fácil. Lo que has visto, por increíble que parezca, es anisakis, los del rape son enormes. Yo en tu lugar intentaría aprovecharlo, pero busca bien para que luego no te de asco (me temo que he llegado tarde con la respuesta…) – y sí claro que puedes congelarlo, queda bien luego.
      Un abrazo Javier

  9. Javier Taboada says:

    8 julio, 2012 at 19:10

    Ya lo hice al vapor y después lo congelé. Aún recuerdo la primera vez que lo probé en un Japonés y ya estoy deseando hincarle el diente.

    Muchas gracias Íñigo.

    un abrazo, Javier

  10. pilar copado says:

    11 diciembre, 2012 at 19:48

    Hola, lo dificil es encontrar el higado fresco, yo a veces lo he conseguido en Hondarribia, ahora probare en Ernesto, pero ¿que puedo hacer con los que venden al natural en lata? ¿Los conoces me acaban de regalar 12 latas¡¡¡¡ , porque en una cena comente que me encantaba el higado de rape, y nunca lo he coido asi, ¿que harias tu?? para copiarte…

  11. Peru says:

    25 diciembre, 2012 at 22:56

    Hola Pilar yo también tenía una lata que me regalaron traída de Bretaña. Tras mucho tiempo en casa por fin la abri ayer. Estaba conservado en algo de aceite. Quizas el suyo propio. Lo corte en filetitos y simplemente le añadi un golpecito de pimienta blanca. Resultado impresionante. Que finura y sabor. Textura untosa exquisita. Un exito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *