4 Comments

  1. says:

    6 mayo, 2010 at 10:04

    Qué va!!! Carlos, si te interesa en la próxima quedada te cuento a fondo cómo funciona y cómo hacer «vacíos» caseros, te aseguro que merece la pena.
    Además, a medida que lo usas te das cuenta de que tiene infinidad de aplicaciones: para hacer yogures, para pasteurizar huevos (incluso la salsa de soja casera, jaja) y poder hacer mayonesas sin peligros, para darles a los huevos unas texturas increíbles, para guisos a baja temperatura (sin bolsas)… no te puedes imaginar la cantidad de posibilidades que se abren con un aparatito así (y eso que no voy a comisión!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *