¿Qué comer en un restaurante de dim sum?

La primera respuesta a esta pregunta es fácil: todo lo que puedas.

Intentando racionalizar un poquito más, te propongo antes de nada algunas recomendaciones:

  • Tienes que ir a la hora de desayunar, como te hagas en remolón se agotan los mejores platos del restaurante. La hora de desayunar no son las 10, que lo sepas.
  • Pide del menú de dim sum si quieres gastar poco. Suelen tener también platos típicos cantoneses, que están muy buenos, pero tienen otros precios que el precio se triplique.

Y de nuevo la eterna pregunta, ¿qué comer?: la respuesta reflexionada es: todo lo que puedas.

 

Pregunta 2: ¿qué pedir? ahí van mis recomendaciones:

Patas de pollo cocidas al vapor: si, si, sí, hay que pedirlo, no te resistas porque no lo hayas probado antes, ese es justo el motivo por el que hay que tomarlas, además de su textura insuperable

Cerdo agridulce: sí, sé que no parece un plato estrella, pero lo es. La preparación auténtica es una pasada. El cerdo tiene que quedar crujiente, con muy poca salsa. Y bajo ningún concepto te imagines algo parecido a lo que puedas haber tomado aquí. Te sorprenderá, seguro

Estos bollitos asados rellenos de cerdo te pueden hacer llorar de placer, así que lleva un pañuelo o agarra la servilleta

Costillas de cerdo al vapor, esta vez, en caliente

Las albóndigas chinas le dan mil vueltas a las nuestras, son tiernas y con una textura gomosa y jugosísimas (no como las nuestras)

Arroz glutinoso relleno de cerdo. Aquí tampoco hay palabras

Hakao: gambas envueltas en una masa translúcida

Guiso de calamar. A mí el calamar me obsesiona

Guisote de hígado

Hor fun: masa de arroz con gambas y verduras

Los pao, bollitos de harina de trigo cocidos al vapor, impresionantes, aquí rellenos de cerdo y espinacas

Siu mai: esto lo conoceréis

Unas empanadillas a la plancha, muy parecidas a sus vecinas las gyozas

Ah, y mira esto, qué pasada: llega así a la mesa, rompes la corona y te encuentras unos dim sum impresionantes adheridos

Y termina con egg tarts, muy parecidas a los pasteles de Belem típicos de Portugal (probablemente aprendieron la receta de ellos)

16 Comments

  1. Regue says:

    23 mayo, 2012 at 10:54

    Adoro el dim-sum , los bollitos pao (con doble fermentación en la masa) y las empanadillas al vapor con esa masa transparente, me traen recuerdos de un «restaurante» en Xian para desayunar que aparece muchas veces todavía en mis memorias. Hummmm

  2. Caterina Janus says:

    23 mayo, 2012 at 14:30

    Íñigo…. me encanta cuando pones :
    «si, si, sí, hay que pedirlo, no te resistas porque no lo hayas probado antes!!»
    Ese es el tema, la apertura a otros caminos al comer.. gracias , es maravilloso..

  3. says:

    5 junio, 2012 at 23:18

    Hola Iñigo,

    probé el Royal Cantonés este fin de semana. Aunténtico!, aunque fuimos muy prudentes pidiendo. La próxima vez me lío con los tendones de ternera, las patas de pollo y la medusa… 🙂

    Un saludo
    Javi

  4. Sergio says:

    23 noviembre, 2012 at 15:40

    Hola, muy bueno el blog, enhorabuena. Con todos mis respetos, una vez estuve en el Royal Cantonés y fue una cena malísima, me quedé profundamente decepcionado, especialmente con el dim sum (¡Algunos estaban todavía congelados!) Como gran aficionado a la cocina china (de hecho, ahora estoy viviendo en China), creo que el mejor dim sum de Madrid lo hacen en el Don Lay (el resto de platos está muy bien también). ¿Qué pedir? 锅贴 (empanadillas a la plancha), 虾饺 (hargau), 烧卖 (siumai), 叉烧酥 (hojaldre de cerdo a la barbacoa), 肠粉 («canelones de arroz»), 春卷 (rollitos de primavera)… Dicho esto, es la primera vez que entro en el blog y llevo dos horas leyendo, estoy deseando volver a España para probar alguna de las recetas, jeje.

    • Íñigo says:

      26 noviembre, 2012 at 11:50

      Qué pena, será que no has tenido suerte – o que eres mucho más exigente que nosotros ;). La calidad del Royal Cantonés no es tan buena como lo que puedes encontrar en China, por supuesto, pero para nosotros que nos tenemos que contentar con lo que encontramos aquí en Madrid, creo que es de lo mejor que hay. Yo he ido a Don Lay alguna vez y no me ha gustado, me ha parecido que la comida era demasiado grasa, pero voy a darle otra oportunidad porque no eres el único que me cuenta maravillas del restaurante.
      Un abrazo y hasta pronto

  5. Fernando says:

    1 febrero, 2013 at 13:03

    Hola Iñigo.

    Viendo que eres todo un experto, tengo una pregunta… Cuando era niño, viví en México, allí mi padre me llevaba a un restaurante chino donde vendían unos panes parecidos al Pao que pones aquí, pero rrellenos de «Judias dulces» ¿Sabes dónde puedo encontrarlos en Madrid?

    Un saludo.

    • Íñigo says:

      6 febrero, 2013 at 10:29

      Fernando, los sábados puedes encontrarlos a la venta en los supermercados asiáticos de la calle General Margallo, pero tienen otro relleno y no creo que haya dulces. Es lo que más se puede parecer.

  6. Joana says:

    5 marzo, 2013 at 15:27

    Buena eleccion de platos.Hemos vivido 5 años en Causeway Bay,HK ,mi marido es hijo de japonesa con chino y como es habitual los domingos vamos mucho a comer yum cha,sobre todo porque es ideal para mi ir con nuestros hijos.Elegimos platos similares a los que has puesto en tu blog,tal vez añadiria Lo Bak gou y ham sei go,este ultimo mi favorito.Supongo que te gusto mucho Hong Kong.Espero que vuelvas!

    • Íñigo says:

      5 marzo, 2013 at 16:38

      Sí, el pastel de nabo es también uno de los favoritos de mi mujer. Y qué es el ham sei go?
      Gracias Joana

  7. says:

    31 marzo, 2014 at 09:06

    Hola!
    Estuve ayer en el Royal Cantones, me gustó mucho 🙂
    Aunque yo también creo que el Don Lay es mejor en la calidad del dim sum. Igual no tiene tanta variedad, y algunos platos como por ejemplo los tallarines no son muy allá pero el dim sum de Ho Fun, por ejemplo, es delicioso.
    Un saludo,
    Anna

    • says:

      31 marzo, 2014 at 09:19

      tengo que añadir que hace mucho que no voy, estaba viendo comentarios por ahí que dicen que el Don Lay ya no es lo que era.. si así fuera, sería una pena la verdad..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *