2 Comments

  1. Silver says:

    14 julio, 2010 at 22:38

    Hola de nuevo Iñigo !!!
    Este fin de semana he hecho esta receta tuya y estoy encantado. Porque me encanta el marmitako y me vuelve loco la cocina asiática, y me pareció interesantísimo hacer un marmitako con un fondo japonés.
    En días previos, estuve probando tus recetas de dashi (y también de sopa de miso), gracias a que también por tí conocí la tienda de Miya, casualmente ubicada en «mi» mercado, y con todos los productos necesarios para lanzarse a la cocina japonesa. También para el Dashi he consultado el estupendo libro de cocina japonesa que le compré a Miya hace poco.
    En resumen, estaba riquísimo, con un bonito de Ernesto Prieto y un poco de pimienta verde que tenía congelada de frutas Charito (ahora ya no la encuentro). La única innovación es que en vez de usar la goma xantana hice el típico truco del marmitako de sacar unos trozos de patata y triturarlos con un poco de caldo.
    En fin, que una vez más te vuelvo a decir que me encanta tu forma de cocinar, cómo creas platos super originales con productos más o menos accesible para todos, y el toque umami que siempre culmina tus creaciones. Un abrazo, y hasta la próxima receta (creo que va a ser el salmón confitado, y algún día el «plato final de ramen»). Y felicidades por tu trabajo casi diario actualizando el blog.
    PD: ¿Qué misterio tiene el dashi, que por sí solo parece un poco amargo, con poca fuerza de sabor, pero una vez integrado en las recetas cambia por completo? ¿Es parte del secreto del umami?

  2. says:

    15 julio, 2010 at 08:19

    Silver, no sabes qué alegría me da tu comentario!! Un placer ver haces mis platos y te gusta el resultado. En cuanto a tu innovación, está muy bien, la verdad es que con el truqui no se necesita goma xantana.
    En cuanto al dashi, yo el amargor no lo he notado, pero sí, lo que dices del cambio de sabor se debe al umami, que potencia todo lo que toca
    Un abrazo y hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *