8 Comments

  1. Davinci says:

    2 julio, 2008 at 00:31

    Afortunado de haber descubierto tu flog….gracias a Mascarpone…

    Curiosa forma de cocinar las costillas, ¿no es al vacío?

    Yo me he he peleado con las costillas al vacío durante años, y despues de fracasar estrepitosamente cientos de veces lo he dejado por imposible.Dentro de mis escasos conocimientos he llegado a la conclusión de que el cerdo es un producto tan irregular, (quiza asi me consuelo en mis fracasos) que las veces que me han salido(pocas) perfectas habría que indagar de donde procedía el bicho y solo trabajar con sus parientes mas cercanos. Para mi en este producto la trazabilidad es importante…pero arduo tema y no esta el patio pa revueltas.

    He probado también con cerdo ibérico..y no me ha convencido, la grasa del cerdo en ocasiones fastidiaba el resultado final y en otras aplicando mismas temperaturas 72º misma variedad y cantidad de aceite, mismo tipo de bolsa y mismo tiempo de cocción era perfecto y espectacular el resultado.

    n fin lo he dejado por imposible….pero voy a probar tu técnica…..

    SALUT¡¡¡¡

  2. inigoaguirre says:

    2 julio, 2008 at 09:54

    davinci,
    sí, es un guiso, pero a baja temperatura… he utilizado también la misma técnica con un jarrete de ternera con buenos resultados.
    como todos, soy fan del c. ibérico, pero en este caso no da mejores resultados. estoy de acuerdo, demasiada grasa que no aporta nada y la carne se queda en na’.

    ya me contarás qué tal ha salido.

    un saludo,

    íñigo

  3. inigoaguirre says:

    2 julio, 2008 at 09:56

    a propósito davinci, acabo de encontrar un aparatillo que hace la carne más tierna… por lo visto se usa mucho en eeuu para cocinar al vacío. se llama jacccard. lo has usado alguna vez?

  4. says:

    8 noviembre, 2011 at 09:03

    [...] Si quieres hacerlo, pero, como sería normal y esperable de una persona cuerda, no tienes ahumadora, la forma más sencilla sería hacerlas en el horno a 140º y sin necesidad de ahumar. No es lo mismo, pero siguen quedando buenísimas. Una versión algo más laboriosa (pero no complicada): prueba a hacerlas de esta otra manera: (ver post) [...]

  5. carmen says:

    8 noviembre, 2011 at 21:47

    Hola !!
    Mira que preparar la cena y no avisar,espero que hagas otra y avises.Una pregunta, de una preguntona se encuentran en Madrid los chipotles?
    Ah ! hice la lengua gran éxito,y ahora mismo anda el pollo en capilla,te contare noticias.
    Un saludo

  6. rebeca says:

    2 marzo, 2012 at 12:58

    soja, miel, piment’on, agua, y perrins(opcional), todo en una cacerola cubriendo las costillas. se deja macerar unas 4 horas(tambien opcional), y despu’es se pone a cocer durante 4-5 horas bien tapado.
    una vez pasado ese tiempo, se sacan las costillas y se deja la salsa cociendo durante un par de horas mas (hasta reducir), colar, y desgrasar (mas facil si se deja enfriar, y se retira la capa de grasa que quedar’a encima)
    luego hay varias opciones, o cubrir simplemente, o cubrir y hornear, o..lo que querais,
    me ensenio esta receta un cocinero texano. impresionantes, de verdad! la carne se despega del hueso, super tierno, y l.a salsa esta sabrosa y espectacular, por no hablar del aspecto, brillante y oscuro, con toques caoba (del pimenton).un saludo, probar’e tu receta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *