De vuelta en Bangkok

Después de varias semanas en Vietnam y a pesar de lo que me gustó la comida, estaba muerto de ganas de volver a la intensidad de la comida tailandesa. Cada cocina tiene sus peculiaridades, pero la de aquí es la que más me llega al corazón.

bkk cables, templo, mercados y motos

La esencia de Bangkok: calor, cielo despejado de nubes pero cubierto de cables, calles llenas de puestos para comer o comprar comida, templos, motos y tuk tuks.

Estaba cansado, así que para reponer fuerzas, decidí que nada mejor que empezar por un cocktail en la piscina del hotel acompañado de una de los mejores manjares que te puedan ofrecer las calle de la ciudad: cortezas de piel de pollo fritas y crujientes. De-mo-rir-se.

cortezas de pollo

Otro pequeño aperitivo, salchichas de Issan (Siro Issan), ligeramente ácidas – fermentación láctica – rellenas de carne de cerdo, sal, ajo y arroz y ¡¡BUENÍSIMAS!! Y por si no tuvieran suficiente sabor, se acompañan con trozos grandes de ajo, cebolleta china y chiles bird’s eye.

salchichas de Issan

Raan khao kaeng: puestos que ofrecen varios curries para acompañar con arroz de jazmín; comidas de un solo plato, puestos para comer rápido. Yo elegí ensalada de patitas de pollo y ternera salteada con albahaca sagrada (holy o hoary basil, ingrediente de origen Indio, que ahí se usa en ceremonias religiosas, de ahí su nombre).

one plate dishes. chicken feet salad and stirred fried basil

Khaa muu parlow: Vi estos codillos cocidos en salsa roja con anís estrellado y no me pude resistir a tomarlo – una delicia de origen chino que está que te mueres. El caldo que se usa para cocer el codillo se vuelve a utilizar una y otra vez y resulta indescriptiblemente intenso. Me encanta imaginarme que el codillo que me tomé se hizo en el mismo caldo que se usó para cocinar codillos varios años antes. Suelen ofrecer también las manitas de cerdo cocidas en la misma salsa y como podéis ver, también huevos. Resístete si puedes.

pork hocks braised in star anis!!

Me encantan estos vasos metálicos para tomar agua, llenos hasta arriba de hielo picado, con un chorrito de agua para fundir el hielo y beber agua heladísima. “Old school“, aunque  cada vez más difíciles de encontrar.

traditional water vessels

Este viaje no podía terminar sin una tom yam como dios manda – aunque parezca mentira no la había tomado todavía – y eso que es una de mis sopas favoritas. Por desgracia no me volvió loco porque estaba algo dulce  – a veces incluyen azúcar en la sopa y me parece que pierde ligereza y frescor.

tom yam

Unas verduritas – morning glory – salteadas con ajo, guindilla y salsa de ostras para darle un punto ligerito a la cena. Me encanta la textura de las verduras preparadas así. morning gloryEl viaje terminó igual que empecó, con otro curry de cangrejo – delicioso es poco.
curry cangrejo

5 Comments

  1. Zoe says:

    3 julio, 2015 at 09:05

    Hola,
    Las verduras de la cena… qué son? Estuve en Tailandia el año pasado, y me parecieron deliciosas, pero fuimos incapaces de comunicarnos lo suficiente para averiguarlo…. Y las ponían en un montón de platos… 🙂
    Gracias!
    Z.

    • celia says:

      3 julio, 2015 at 10:15

      son unas verduras que no venden en Espana, quiza en barrios chinos o supermercados orientales (donde los hubiera). Son muy ricas en minerales y digestivas. no son muy largas unos 20 cms. mas o menos y a veces tienen unas flores pequenitas que son amarillas. seria interesante que se pudieran llevar semillas y criarlas en Espana, hay tantas verduras que no se dan alli y son tan buenas y muy nutritivas.

  2. says:

    4 julio, 2015 at 16:40

    Hola Íñigo,
    Que buena experiencia y que bien contada. Me he sentido allí saboreando estos platos… Anoto tus sugerencias por si un día tengo la suerte de poder estar allí en persona.
    Saludos desde la calurosa Barcelona…

  3. Julian says:

    5 julio, 2015 at 16:43

    He seguido tu viaje blog after blog escritos con tanta pasion y amor a la cocina. Que tengas buen viaje de regreso.

Responder a Zoe Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *