7 Comments

  1. says:

    7 diciembre, 2007 at 09:26

    DOY FE de que el resultado es espectacular… y lo mejor la facilidad con la que nos lo cuentas pero yo aún me sigo preguntando qué tipo de conexiones interneuronales tendrá nuestro querido Íñigo para que se le ocurran este tipo de manjares…

  2. Iñigo sertucha says:

    7 diciembre, 2007 at 20:25

    Que tal Iñiguin! acabo de entrar por primera vez en tu blog y está genial ,el alga kombu es una buena opción para evitar gelatinas etc.. no la he probado con pescado pero parece que queda bien ya te contaré,seguiré visitando el blog… un abrazo fiera.

  3. lola says:

    16 enero, 2008 at 12:32

    bueno iñigo ,impresionante tus recetas ,no conocia yo esta faceta tuya ,ferran adria a tu lado se queda corto .
    Tu futuro hacerle la competencia al bulli y dejate de investigacion financiera .
    besos
    lola

  4. enrique says:

    29 agosto, 2008 at 01:03

    Oye Iñigo:genial, fabuloso, fantastico,…..y yo que creia saber algo.Felicidades.
    Voy a aportar una idea que tuve y que realmente me satisfizo enormemente:
    En tu receta de la sopa cuajada hablas del bonito seco (katsuobushi)que se vende en pequeñas bolsas, hecho virutas, a un precio altisimo y que nos sirve para hacer dashi, espolvorear en platos,para salsas, etc. Pues bien lo que hice fue comprar atun ahumado en salazon (lo compre en Alcampo), lo saque de la bolsa y lo puse a secar en un frigorifico no frost hasta que quedo como una piedra (10 dias). A continuacion lo triture ,despues de romperlo a trozos, en una themomix a un tamaño que formaba como hilos (nada de polvo). Lo utilice como si fuese katsuobushi y oh sorpresa, para mi era lo mismo.La diferencia: el precio era enormemente inferior. Saludos

  5. inigoaguirre says:

    29 agosto, 2008 at 09:46

    muchas gracias enrique,
    muy interesante utilizar la mojama para aromatizar platos, me gusta tu idea por la inspiración que te dió el bonito japonés. me gusta mucho lo de adaptar platos con ingredientes nuestros. sin embargo, el bonito seco japonés lleva un proceso de fermentación y de inoculación de hongos que aportan unos sabores que no puede tener la mojama. para que te hagas una idea, para establecer un paralelismo vegetal, es más o menos la diferencia de sabor que puedes obtener entre el jugo la uva y un vino que ya ha fermentado.
    me imagino que ya lo conocerás, pero te recomiendo usar dashinomoto (es un compuesto granulado con sabor a dashi que se usa como el estarlux para hacer dashi instantáteo y aromatizar platos). es mucho más barato, más fácil de usar y mantienes esos sabores fermentados.

    un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *