Qué comer en Shangai

En el último año estuve 2 veces en la ciudad, fue una auténtica pasada. La primera vez, por trabajo, fui con una compañera de origen Chino que había estado ahí unas cuantas veces, me llevó a todos los sitios que conocía – y conocía mucho porque, como a mí, le apasiona comer; no sabes cómo lo pasamos y lo bien que comimos. La segunda fui por placer, en agosto y disfruté como un enano comiendo desproporcionadamente cada día. Lo más increíble es que en los mejores restaurantes de la ciudad no llegamos a pagar nunca (o casi nunca) más de 20€ por persona, ¡y eso que comíamos como si fueramos cuatro!

Es una ciudad que contiene toda la gastronomía de China: un día puedes tomar comida picante de Sichuán, otro una foundie china de influencia mongola (con cordero), dim sum, comida cantonesa, comida de Hunnan, pato Pekín, o de Yunan, o la típica de la ciudad, con influencias de los inmigrantes de todas las partes del país, una cocina sofisticada y cosmopolita, por no hablar de la comida que puedes encontrar en puestos callejeros… y todo a unos niveles de calidad impresionantes. ¡Ya estoy soñando con volver a comer ahí!

Si tuviera que escribir sobre lo mejor de los platos que comí en los dos viajes tendría que hacer un post interminable, así que sólo voy a hablar de lo mejor de lo mejor, lo más sugerente, lo más interesante y lo más imprescindible – muy a mi pesar porque hay tantas cosas que probar y tomar… bueno vamos con el tema.

El clásico desayuno chino, congee, arroz recocido, aquí acompañado de un poco de aceite de sésamo para dar sabor a un plato algo insípido. También se suele acompañar de huevo salado, huevos milenarios, carne de cerdo seca y convertida en hilillos (meat floss) o cualquier otro ingrediente de sabor intenso. El desayuno incluía unos rollitos pequeños (dim sum) y una tortilla

Empezando por los aperitivos:

Sopa agripicante ¿Hay algo mejor que empezar una comida con una sopa? Rotundamente sí: empezar con sopa agripicante

Medusas, sin mucho sabor, pero con una textura crujiente muy interesante

Pepino de mar, la parte externa de nuestras espardeñas, poco sabor, pero con una textura gelatinosa deliciosa

Gambas de río: cocidas lo mínimo posible, todavía cristalinas y cubiertas con harina antes de cocerse. Tiene un brillo mate (es así aunque parezca incompatible uno con otro) que es una delicia

Uno de los platos más delicados de toda la cocina china, una de las grandes especialidades de Shangai: un dim sum de cangrejo que contiene caldo en el interior y explota, derritiéndose en la boca con el primer bocado. Una auténtica delicia.

Pescado con forma de ardilla, una de esas cosas que tanto nos cuesta entender. Para que la carne se cocine rápida y uniformemente se corta parcialmente en dados, manteniéndose unido al resto del pescado y se fríe brevemente en aceite. Luego se sirve con salsa agridulce.

Salteado de setas “oreja de chino”: si encontráis estas setas frescas en algún supermercado, no dudéis en comprarlas tienen una textura insuperable

El clásico pollo borracho (drunken chicken), típico de la ciudad. Se sirve frío, con su caldito. En los últimos 10 años se estila servirlo con un poco de granita del caldo.

Y ahora, los platos fuertes de cerdo. Si lo anterior era delicioso, esto es la máxima del pecado de la delicia

Costillas frías: un clásico para empezar una comida

Panceta cocida en la clásica salsa roja, a base de salsa de soja. Sin palabras

El jamón de Shangai es una pasada y la gelatina que le acompaña, está de muerte (como veréis en el fondo, todas las comidas se acompañan con té caliente. Puede parecer sorprendente, pero está buenísimo, resulta muy agradable e incongruentemente refrescante)

Manitas de cerdo fritas: con esto ya está dicho todo, ¿hay algo más que comentar?

Y el plato estrella, no puedes irte de Shangai (o morirte) sin probarlo. Codillo cocido acompañado de unos bollitos cocidos al vapor y pak choi para rebajar. ¡¡¡El súmmum!!!

10 Comments

  1. Caterina Janus says:

    7 junio, 2012 at 09:20

    Mi marido y yo estamos viendo estas imagenes, Holger a probado el pollo borracho , las costillas, la panceta, le encantan las orejas de chino, pero dice haberse perdido del plato estrella, ya lo tomará encuenta ahora que vaya de trabajo por allá, sirven mucho éstas informaciones.
    Personalmente, encuentro fantástico lo del Pescado en forma de Ardilla, no sabía ésta técnica de cortarlo así, además que se ve espectacular, gracias por enseñarnos tantas cosas, un abrazo.

  2. Javier says:

    7 junio, 2012 at 09:32

    Genial crónica. Para tu próximo viaje recomiendo un restaurantito hunanés muy casero, muy auténtico y muy barato: Di Shui Dong en Mao Ming Rd. nº 56. Y aunque sea una cadena de origen taiwanés, Din Tai Fung (www.dintaifung.com.tw/en), con seis restaurantes en la ciudad, es el súmmum de refinamiento y variedad en raviolis, xiaolongbao y dim sum.

    • Teresa says:

      7 junio, 2012 at 14:20

      Muichas gracias por tus indicaciones, este año no fui a Shanghai, pero el proximo año si que asistire por trabajo e intentare visitar este Restaurante. Si tienes alguno mas te lo agradeceria

  3. says:

    7 junio, 2012 at 09:34

    Yo ya le he dicho a mi mujer que antes de estirar la pata tengo que hacer un viaje gastronómico a Japón, China y algún otro país por decidir. Cuando llegue ese momento ya te pediré direcciones. Viva Iñigo !

  4. says:

    12 junio, 2012 at 00:49

    Nunca está de más saber estas cosas por si alguna vez viajamos. Creo que China es un lugar donde todo el mundo tiene que viajar por lo menos una vez en la vida. Me guardaré este post para cuando llegue el momento.

    Saludos.

  5. ricardo neddermann says:

    5 octubre, 2014 at 22:34

    marcho la semana del 13 al 22 de octubre, mi propositó, es relajarme y comer por shanghai, tus comentarios me han parecido buenisimos, porfa dame alguna dirección más, cuando regrese te comentare como lo he pasado. gracias de antemano.

Responder a jssantamaria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *