Bolitas de pollo que rebotan como pelotas de goma

Foto de Carlos de Averquécocinamoshoy

Este es una preparación clásica de todo el este asiático, se puede hacer con cualquier tipo de proteína animal, yo las he tomado de pescado (buenísimas), de pollo, las típicas de ternera del Pho vietnamita o de sopas tailandesas… os sorprenderá la textura que tienen las bolitas, gomosas, casi como una pelota de nuestra infancia y muy divertidas y sorprendentes de comer, os lo aseguro. Claro que el título es una exageración, pero he conseguido captar tu atención, ¿no?, pues de eso se trata. 😉

La mayoría de las veces se suelen tomar en sopas, simplemente cocidas en otro caldo aromatizado (no en el caldo principal porque al cocerse enturbian el líquido), aunque también se toman tal cual con una salsa o cocidas y luego empanadas y fritas.

En este caso van acompañadas de una salsa de miso blanco a base de sake, azúcar, sal, salsa de soja, vinagre y mostaza japonesa en polvo (la única diferencia con las mostazas europeas es que son más picantes, así que la puedes sustituir sin problemas).

La masa es muy fácil de hacer, sólo hay que triturarla en una batidora potente (yo utilicé una thermomix aunque, para darle un toque artesano, hice la foto en un mortero japonés (suribachi)) hasta formar una masa homogénea y sin trocitos, añadir pescado blanco, pollo o ternera, huevo (en algunas recetas y en preparaciones industriales también se usa harina como emulsionante), aderezarla con lo que más te guste (para hacerlas a la japo como en este caso: salsa de soja, azúcar, jugo de jengibre y sake; pimienta y sal para un sabor más europeo o salsa de pescado, azúcar, hojas de lima kaffir, chalotas, lemongrass y galangal para unas bolitas más tailandesas). Cuidado al triturar porque la carne puede calentarse demasiado y empezar a cocerse por efecto de la fricción. Puedes evitarlo sacándola en el último momento de la nevera y añadiendo una pieza de hielo al final si se sobrecalienta. La proporción es de 2 huevos por cada 400 gramos de carne. También puedes hacerla en un mortero, pero puedes eternizarte.

Para hacer las bolas, coge una parte de la masa en la mano y aprieta el puño de forma que la masa salga entre el dedo índice y el gordo (que queda fuera del puño como en el gráfico)

Ccoge con una cuchara la bola ya formada y deja caer en un caldo hirviendo (en este caso, agua con una pieza de kombu). Las bolitas se hunden, pero flotan en cuanto están hechas, momento ideal para sacarlas, tomarte unas cuantas y las demás para el plato.

11 Comments

  1. says:

    26 mayo, 2010 at 22:36

    Ahí va Íñigo que cosa más curiosa la manera de hacer las pelotillas estas. No se me había ocurrido pensar en la textura d ela carne tan molida… pero después de leer tus comentarios, creo que tengo que probarlas… sobró alguna ?

  2. says:

    28 mayo, 2010 at 08:32

    Doy fé de lo ricas que estan. Esas de la foto me las comi yo 🙂
    Estan buenisimas y efectivamente sion de una textura muy poco común.

    La salsita de miso… en fin … para comersela sola.

    Saludos y gracias por la foto, la comida y lo bien que lo pasé.

  3. says:

    28 mayo, 2010 at 08:40

    Jejeje, gracias Carlos, tus fotos son impresionantes, ya ves cómo ha cambiado el blog!!. Todavía no he querido publicar la de la alcachofa porque he visto que está en el concurso, pero la publicaré la semana que viene.
    Bueno, nos vemos en un ratín a comer de nuevo!
    Un abrazo

  4. Eryka says:

    14 junio, 2010 at 17:20

    Oh! creo que se cual es esta receta! probé unas bolitas de gambas frita y me encantó y llevo media vida buscando como hacerlo(Bueno, tampoco tanto porque soy bastante joven y no lo llevo buscando desde los 10 años!)
    Podrías aclarar un poco qué usas para la masa? Harina y esos ingredientes que especificas a continuacion?

    “La masa es muy fácil de hacer, sólo hay que triturarla en una batidora potente (yo utilicé una thermomix aunque, para darle un toque artesano, hice la foto en un mortero japonés (suribachi)) hasta formar una masa homogénea y sin trocitos, añadir pescado blanco..” -> echo el pescado y demás ingredientes junto con lo que yo supongo harina y agua o despues de batir “la harina y el agua” añado lo demas ingredientes y sigo mezclando?

    Aún estoy bastante verde en tema. Lo siento!

    • says:

      14 junio, 2010 at 17:40

      Eryka, la respuesta estaba unas líneas más adelante: “La proporción es de 2 huevos por cada 400 gramos de carne” y luego adereza con lo que más te guste. Suerte y si las haces cuéntanos qué tal salieron!
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *