«Crème brûlée» con hojas de lima Kaffir

M i padre me trajo de vuelta de Laos unas hojas frescas de lima Kaffir que tienen una fragancia inimitable… ya os veo pensando «Pfff… ¡otra receta con ingredientes ultra difíciles de encontrar!» 😉 No os preocupéis,  podéis conseguir estas hojas (congeladas pero no pasa nada) sin tener un padre Laosiano en las tiendas asiáticas de Madrid, Barcelona, y más seguro…

Estas hojas, al igual que la fruta, son muy potentes y sirven para aromatizar cualquiera cosa: carne, pescado, cocktails… vamos, es un cítrico muy versátil. Hoy echando de menos tomarme una crème brûlée en un bistró de París hice una aprovechando de paso las hojitas de lima kéfir. Cremosa, cítrica, crujiente…miam miam…

Para 4 pax – Preparación 15 min – Cocción 20-25 min

Ingredientes:

  • 120 ml de nata para montar
  • 3 yemas de huevo (60 gr)
  • 45 ml de leche
  • 45 gr de azúcar
  • 15 gr de azúcar moreno
  • 6 hojas de lima kaffir

Preparación:

  • Precalienta el horno a 180ºC.
  • Rasga las hojas de lima kaffir y ponlas en una olla pequeña con la leche y la nata. A fuego medio, calienta hasta que esté casi hirviendo. Retira las hojas y deja enfriar.
  • Bate las yemas y el azúcar. Añade poco a poco la leche y mezcla de nuevo.
  • Vierte en 4 cuencos (quita las burbujas con un soplete o una hoja de papel cocina) y cuece al baño-maría 20-25 min según el horno.
    Cuando está hecho, deja enfriar y guarda en la nevera.
  • Antes de servir, espolvorea con azúcar moreno y carameliza con un soplete o bajo el grill del horno.

 Atención, peligro:

El potente aroma de la lima kaffir puede crear adicción y después de tocarlas no podrás evitar olerte los dedos todo el tiempo 😉

8 Comments

  1. ziza says:

    16 febrero, 2013 at 00:55

    ¡Qué bueno!!!! Adictivo cien por cien, a mí me vuelve loco… Qué risas nos pegamos con la lima kaffir en la última cena… Genial. Si tengo un hueco esta semana voy a General Margallo a por mi dosis 😉
    Me ha encantado el post.
    Un abrazo

    • Emilie says:

      16 febrero, 2013 at 01:36

      Ge-nial!!! escribi el post un poco pensando en ti y en tu adiction: mirandote sentirte los dedos! 😉
      Hasta pronto!
      bises

  2. wendy says:

    17 febrero, 2013 at 00:38

    Que delicia !!! Me apasiona las hojas de lima kaffir, el genjibre fresco, el olor del comino y… , pero en repostería hay que ser precisa con las cantidades, asi es que, pregunta ¿Qué tamaño de huevos?. Gracias de antemano y Saludos

  3. Silver says:

    20 febrero, 2013 at 12:07

    Hola Emilie. A mí me encanta la lima kaffir, tanto las hojas como la lima (aunque esta última es imposible de conseguir en España). Aún me queda alguna de un viaje a Singapur, y las tengo congeladas como si fuera «oro»…
    Una pregunta, ¿cómo cueces las natillas al baño maría, metiendo los cuencos dentro de una olla con agua hirviendo, y luego esa olla la metes al horno?
    ¿O directamente metes los cuencos en el horno (sin olla con agua)?
    Muachas gracias.

    • Emilie says:

      20 febrero, 2013 at 12:49

      para el baño maria, pongo los cuencos en una fuente de horno (tipo para lasaña) o directamente en la bandeja del horno si tiene bordes un poco altos y un vez que estan colocados en el horno voy poniendo agua hirviendo en la fuente (mejor que andar en la cocina con fuente, agua caliente y cuencos)
      Un saludo!
      Émilie

Responder a Silver Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *